Escudo de Villaharta

Villaharta

  • Descripción de Villaharta

    Villaharta es un pueblo pequeño que cuenta con 719 habitantes aproximadamente. La población, de hecho, se ve incrementada considerablemente durante los fines de semana y la época estival. Los medios de vida de los habitantes de Villaharta son generalmente la agricultura y la ganadería, sobre todo en el olivar, apreciándose un incremento de la actividad pecuaria a partir de la declaración de zona de montaña por la Comunidad Económica Europea y los incentivos y ayudas Comunitarias. Sin olvidar tampoco el ramo de la industria, construcción y sector servicios. Otro dato importante es la cercanía de Villaharta a Córdoba, lo que permite a muchos de sus habitantes desplazarse a Córdoba para su jornada laboral.

    Villaharta consta de cinco núcleos de población contando el del propio municipio. De éstos, dos están diseminados:

    • Cerro Miguelito: Se trata de una Urbanización de 27 viviendas de 2ª residencia (Chalets con su correspondiente parcela y piscina colectiva) a la que se accede a través de la CO-420. Situado a menos de 200 mts. del núcleo capitalino de Villaharta.
    • Solada del Peñón: Se trata de una Urbanización de unas 40 viviendas de 2ª residencia (tipo Chalets y/o casas de campo con parcela de terreno y piscina) a la que se accede a través de la Ctra. N-432 Granada- Badajoz, cruce con la CO-420, más conocido vulgarmente como Cruce de Villaharta. Situada a unos 2 km. del núcleo principal de Villaharta.
    • Pabellones de San Isidro (Diseminado): Se trata de 3 Pabellones con pequeños apartamentos que se utilizan como viviendas de 2ª residencia y de temporada vacacional situado cerca del núcleo Fuente Agria, a unos 2 km. del núcleo principal de Villaharta, y a los que se accede por la carretera CO-420 y Camino de Pedrique.
    • La Mimbre (Diseminado): Se trata de un enclave de 8 viviendas chalets y/o casas de campo que dista unos 3 km. de Villaharta por el Camino de la Mimbre en un paisaje pintoresco.
  • Historia de Villaharta

    El origen de la localidad de Villaharta se sitúa en el siglo XV, a partir de alguna de las múltiples ventas que, como centros de hospedaje para viajeros y mercaderes, jalonaban el camino de Córdoba a Belmez y el de Córdoba a Los Pedroches por Villaharta.

    La historia de nuestro pueblo, enclavada en la Sierra de la Solana, enraizado con la tierra y la naturaleza. La villa de Villaharta o Villa-alta está situada geográficamente a 38 Km de Córdoba, en Sierra Morena Cordobesa, cercana al río Guadalbarbo y al río Guadiato, de suelos ásperos y montañosos, propicia para la encina milenaria y el altivo olivo de sierra, además de los viñedos. Su origen bien pudo ser poblado céltico o ibérico-romano de nombre Casóbriga.

    Villaharta, la Alta, posee un lugar estratégico por haber sido lugar de cruce de rutas entre el norte de la provincia y Extremadura, lugar de abastecimiento y de descanso. El historiador Idrisi aseguraba, con certeza, que por aquí pasaba un camino árabe durante los siglos X y XI que desde la cuesta de la Matanza trasladaba viajeros por Los Pedroches hacia Toledo y Castilla la Vieja y que, con posterioridad, sería vía pecuaria de la Cañada Real Soriana.

    La más moderna Villaharta tuvo su origen en el mayorazgo feudal de Fernández de Valenzuela, señor de Albendín, que posteriormente cedió sus derechos a su hermana María en 1380, al que se agregaron las ventas del Lopillo, que también se conocieron como las ventas de Páez, en honor de su comprador Páez de Castillejo.

    El Rey Felipe IV, en 1616, le hizo la merced de darle jurisdicción civil y criminal. En el año de 1630, se nombró al primer alcalde de esta nueva villa, en la persona de Miguel Molina. Hemos de imaginarnos esta primera villa de Villaharta de la siguiente manera: con sólo 11 casas en torno a una pequeña iglesia o ermita, con una capilla lateral y una posada, formando un eje redial alrededor del lugar sagrado.

    En el Boletín de la Provincia de Córdoba de 1835 se hace una referencia a la villa de Villaharta como término de una legua, perteneciente al Ducado de Alba, que carecía de médico y de maestro de escuela, con un pósito de grano común con el de Obejo y unas excelentes aguas medicinale, las llamadas aguas de hierro de Villaharta.

    Justos a menos de 2 Km de Villaharta está el enclave de un grupo de manantiales de agua ferruginosa,denominados Los Manantiales o Balnearios de Fuente Agria, la explotación de sus aguas ferruginosas y carbonatadas, muy beneficiosas para la salud, dio un gran impulso a la economía de la zona a lo largo de la primera mitad del siglo XX.